Carga Mental: cómo gestionarla

Carga Mental: cómo gestionarla
31 mayo, 2019 Grupo Emociona
carga mental mujer tumbada en la cama

¿Cómo gestionar la carga mental?

En un post previo os hablamos de la Carga Mental, que definimos como “el peso invisible generado como consecuencia del esfuerzo mental constante y deliberado que tienen las personas responsables de hacer que todo funcione a la perfección en el día a día de un hogar”.

La carga mental es silenciosa, lo cual hace que sea aún más difícil de soportar. Puede generar ansiedad, angustia, descontento, e incluso puede estar detrás de peleas domésticas, crisis de pareja y hasta rupturas, y en ocasiones sale a la luz en los momentos críticos.

No te preocupes, es más habitual de lo que piensas y tiene solución. Sabemos que no es fácil, pero el primer paso siempre es el más difícil de dar. Una vez comienzas, el camino se hace más llevadero y nosotros te decimos cómo.

Consejos para gestionar la carga mental

  • Pedir ayuda: Quizás no encuentres la fuerza suficiente para afrontar un proceso así tú solo, o no sepas por dónde comenzar. Hay muchos profesionales como psicólogos que pueden darte directrices para comenzar ese cambio. También está la opción de un Coach, una persona que te guiará y te dará las herramientas necesarias para facilitar tu desarrollo de las personas y la consecución de tus objetivos.
  • Saber delegar: en ocasiones es difícil, sobre todo por el hecho de poner tu confianza en otra persona y estar seguro de que las cosas saldrán bien. Como dice la famosa frase “si quieres algo bien hecho, debes hacerlo tú mismo”; y es cierto, pero debes tratar de ampliar tu espectro y confiar, y desprenderte de la sensación de control cuando delegas una tarea en otra persona.
  • Llevar una adecuada gestión del tiempo, ser realistas con los minutos u horas que dedicamos a cada tarea. Es fundamental ser conscientes de que no podemos asumir todo. El día tiene 24 horas que no son “elásticas”, y el tiempo es el que es.
  • Priorizar: Diferenciar entre lo Inmediato, lo Urgente y lo importante. Y establecer así un orden de prioridades para ir cumpliendo con todos los compromisos que tenemos.
  • Adquirir compromisos: en caso de que sea otro miembro de tu familia o tu pareja la persona que sufra la carga mental, debes ayudarle adquiriendo responsabilidades para descargarle. Es importante que la otra persona no tenga que estar pendiente de pedirte nada sino que tú mismo seas capaz de responsabilizarte de hacerlo y asumir el control de tantas tareas como puedas.
  • No podemos ser perfectos: hay personas que tienen de forma innata en su personalidad el perfeccionismo, y pueden frustrarse cuando las cosas no salen tal y como quieren, perfectas de principio a fin. Debes asumir que no todo puede ser perfecto.
  • Descansar: es fundamental, y debe ocupar un espacio siempre en nuestros días. No basta únicamente con cumplir unas horas de sueño, hay que incluir momentos de ocio, ya sea solo o acompañado, o realizar alguna actividad que te permita desconectar de la vorágine del día a día y despejar tu mente.

¿Te has sentido identificado con alguno de los puntos tratados en el post? Comparte con nosotros tu experiencia y cuéntanos cómo gestionas la carga mental para ayudarte a sobrellevarla de la mejor manera posible.

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*