¿Síndrome postvacacional?

¿Síndrome postvacacional?
13 septiembre, 2019 Grupo Emociona

Para muchos de vosotros, las vacaciones están más que terminadas, es momento de volver a la rutina y probablemente muchos sufran del llamado Síndrome postvacacional: sensación de tristeza, apatía, falta de energía o motivación al volver a incorporarnos al trabajo, llegando en casos más graves a sufrir cuadros de ansiedad o depresión.

No debemos preocuparnos en exceso ya que los casos más habituales de síndrome postvacacional suelen durar unas dos o tres semanas, una vez entramos nuevamente “en la rueda” del día a día, los síntomas suelen desaparecer, pero sí hay una serie de consejos que podemos aplicar para atenuarlos y tener una “vuelta al cole” sin complicaciones.

10 consejos para mejorar el síndrome postvacacional

1. Tómatelo con calma

En primer lugar, no pensarlo demasiado para no “entrar en bucle” y agobiarnos de forma innecesaria. Ir retomando la actividad y las tareas poco a poco ayudará a evitar el estrés.

2. Date tiempo

Fundamental, todo lleva un proceso y las prisas no son buenas.

3. Prevención

Quizás ya no estás a tiempo, pero para las próximas vacaciones, debes plantearte no volver al trabajo justo el día siguiente a regresar de las vacaciones, reserva un tiempo para adaptarte.

4. Reserva unos días

al final de las vacaciones para adaptarte y programar el regreso a casa de forma anticipada y relajada.

5. Cambia o mejora tus hábitos

Mantener una buena alimentación y unos hábitos saludables es algo que deberíamos hacer todo el año. Idealmente también mantenerlo durante las vacaciones, pero si nos hemos pasado, es importante volver con ganas de retomar, cambiar o mejorar hábitos. Lo notaremos en nuestros niveles de energía y bienestar, y ayudará afrontar las tareas de manera óptima.

6. Retomar los horarios

Las vacaciones pueden ser una auténtica locura: comidas sin hora, dormirnos y levantarnos tarde, dormir siesta… es importante retomar el horario habitual, sobre todo las horas de sueño, para no sufrir de agotamiento.

7. Aprovecha el tiempo libre

Cualquier momento, por pequeño que sea, ayuda para hacer más amenas las obligaciones y responsabilidades. Apúntate a alguna actividad, retoma el ocio o simplemente disfruta de la compañía de un buen libro.

8. Elimina los pensamientos negativos

Enfócate siempre en los positivos.

9. Motívate

¿Por qué no planear la próxima escapada? ¿Una cena con amigos? ¿Un fin de semana en familia?. Tener eventos en el horizonte ayuda a mantener la motivación a niveles más elevados. Trata de buscar proyectos e ilusiones para el nuevo curso, comienza alguna actividad nueva que siempre te haya gustado, o fomenta alguna afición.

10. Soporte

Todos los consejos son útiles, si bien es cierto que en ocasiones puede ser necesario que alguien nos acompañe durante el proceso, nos ayude a retomar con energías renovadas y a cumplir nuestros propósitos. Contar con un coach, que ayude a tu desarrollo, consecución de metas y sacar tu máximo potencial hará que afrontes el nuevo curso desde una perspectiva que no podrás imaginar.

 

 

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*