Carga mental

Carga mental
23 mayo, 2019 Grupo Emociona
carga mental hombre

Es posible que hayas oído hablar de este concepto: Carga mental. Incluso que la estés padeciendo y ni lo sepas.

La carga mental se define como el peso invisible generado como consecuencia del esfuerzo mental constante y deliberado que tienen las personas responsables de hacer que todo funcione a la perfección en el día a día del hogar.

Por norma general, suele ser llevada por un miembro de la pareja que asume el peso de las tareas domésticas y se preocupa de que todo funcione correctamente. No únicamente está pendiente de la ejecución de las tareas necesarias para llevar adelante una casa, sino también de su planificación y previsión.

Recientemente la multinacional Procter&Gamble lanzó la campaña “Descarga mental” orientada a mejorar la situación de mujeres que la sufren y con la intención de visibilizar la carga mental desde un punto de vista femenino: poniendo el foco en las mujeres que asumen la mayoría de estas cargas de organización y gestión del hogar.

Según los datos revelados por la web ‘Proxima a Ti’ de P&G, el 71% de mujeres sufre carga mental como consecuencia de la presión de estar al frente de todas estas tareas, y sólo el 12% de los hombres la padece. Para obtener estos datos se realizaron  2.400 entrevistas a hombres y mujeres españoles que viven en pareja con y sin hijos de entre 25 y 49 años.

El propósito final de Descarga Mental fue contribuir al reconocimiento de esta realidad y ofrecía desde su plataforma guías para identificar la distribución de cargas en el hogar aportando consejos sobre cómo repartir la responsabilidad y hacer más llevadero el día a día en las parejas.

¿Te sientes identificado con algún síntoma de la carga mental?

Es posible que leyendo estas palabras te hayas sentido identificado en algún aspecto. Gestionar el día a día de un hogar puede suponer un verdadero reto, más aún combinándolo con la vida laboral, familiar y personal. Se puede hacer inabarcable y en una pareja o familia, se hace complicado un reparto totalmente equitativo de las tareas.

Si bien por arrastre de tradición histórica o costumbre, gran parte de las tareas domésticas recaen en las mujeres de la familia, no existe una tendencia natural en ellas de gestionar las tareas del hogar, ni un imperativo biológico, marcador genético o antropológico que haga que tengan la responsabilidad. De hecho también podemos toparnos con la misma situación en hombres.

Hoy en día mujeres y hombres están igual de preparados para liderar en todos los ámbitos de la vida, por lo que combinar las tareas propias de la vida profesional, personal, y la gestión del hogar deberían ser perfectamente compatibles entre sí, independientemente del género.

Ana Kovacs, psicóloga, experta en Clínica y Psicoterapia y especializada en Psicoterapia de la Infancia y Adolescencia, explica a Verne que “es agotador y frustrante tener siempre presente en la cabeza la idea del ‘tengo que ocuparme yo”. La actitud, la motivación, el cansancio y la manera personal de abordar las situaciones juegan un papel determinante a la hora de gestionar la carga mental Tanto para ellas, como para ellos. […] El modo de actuar de las personas es en gran parte heredado, de ahí que muchas mujeres asuman como propias las tareas de la casa y el cuidado de los hijos, les resulta extraño y poco común pensar en la posibilidad de compartirlo porque no lo han visto antes”.

En un próximo post os daremos ideas sobre cómo gestionar la carga mental y poder lidiar o evitar situaciones que en ocasiones se hacen difíciles de soportar.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*