La motivación: tu mejor compañera

La motivación: tu mejor compañera
7 enero, 2019 GeBlog

Érase una vez, la motivación. Así empiezan la mayoría de historias de superación. No exageramos si decimos que es uno de los ingredientes principales de la vida. Sin motivación, ¿cómo podríamos conseguir lo que nos proponemos día a día? Nadie sabe cómo es, qué forma o aspecto tiene y sin embargo, la definición no puede ser más clara. Y es que se trata del proceso que inicia, guía y mantiene las conductas orientadas a lograr un objetivo o a satisfacer una necesidad.

La motivación es esa energía o fuerza que nos hace actuar, seguir adelante y no rendirnos por muy complejas que sean las circumstancias que se cruzan por el camino. Volver a presentarte al examen de conducir cuando ya has suspendido o hablar en público para presentar un proyecto cuando uno de tus miedos principales es, precisamente, ése, se pueden hacer realidad gracias a tu mejor compañera: la motivación.

¿Sabías que existen más de 5 tipos de motivación?

1. Motivación extrínseca

En el primer tipo, vemos cómo los estímulos motivacionales vienen del exterior. Los factores motivadores son recompensas externas como el dinero o el reconocimiento de los demás. Por ejemplo, un trabajador puede terminar una tarea no tanto por el interés que tiene en ésta si no porque sabe que de ello dependen los resultados de su empresa.

2. Motivación intrínseca

En este caso, la motivación sí viene del interior del individuo y tiene más fuerza que cualquier otra recompensa externa. Supone un grado alto de compromiso y esfuerzo.

3. Motivación positiva

Se trata del proceso por el cual un individuo inicia o mantiene una conducta si obtiene una recompensa positiva, ya sea externa o interna.

4. Motivación negativa

La situación opuesta es, precisamente, seguir con esa conducta pero para evitar una consecuencia desagradable, como puede ser un castigo, una humillación pública o también interna, como la sensación de frustración.

5. Motivación básica

Especialmente en el terreno deportivo, hace referencia a la que determina el nivel de compromiso de un deportista con su actividad, en términos de resultados deportivos, rendimiento personal y/o los consecuencias positivas de ambos.

6. Motivación cotidiana

En este caso, se refiere al interés de un deportista por la actividad diaria que realiza y la recompensa que recibe o siente después.

Todavía existen otros tipos de motivación que veremos con más detalle en siguientes posts. Por ahora, ya sabes lo importante que es tener presente este ingrediente en tu día a día. Algunos de nuestros cursos desarrollan áreas que impulsan directamente la motivación. Por ejemplo, el curso de pensamiento positivo en el que se quiere tomar consciencia del impacto del pensamiento positivo y las emociones en la comunicación y las relaciones.

  • Desarrollarás la capacidad de autogestión para actuar de forma consciente en la creación del campo emocional más adecuado en cada momento.
  • Conocerás el estilo propio de comunicación y aprenderás a actuar y comunicar positivamente.

La autoestima también influye en la motivación. En nuestro curso, descubrirás la importancia que tiene disponer de herramientas para mejorar tu gestión emocional y alcanzar tus objetivos. Además,

  • Conocerás las estructuras mentales y los ingredientes que componen la autoestima.
  • Observarás la autoestima en diferentes ámbitos (trabajo, escuela, familia…) para saber cómo potenciarla en cada caso.

Conocer los tipos de motivación te ayudará a entender el funcionamiento psicológico de ésta y cómo te influye a ti pero, en realidad, lo más importante es ser consciente de que querer, es poder. Ahora tienes un año por delante. Sea cuales sean tus retos, a por ellos. Y nosotros, contigo. Consulta la oferta de cursos de Grupo Emociona y no olvides que somos un equipo dispuesto a ayudarte a conseguir tus objetivos.

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*