Coaching empresarial

Coaching Empresarial

Las personas no dejamos de hacer algo porque sí. Siempre hay un motivo.

O bien hemos perdido la ilusión o tal vez hemos encontrado algún obstáculo que nos impide hacerlo. La motivación, el empuje y las ganas son determinantes en nuestro día a día. En las empresas, ocurre lo mismo. Llega un momento en el que hace falta reunir a todo el equipo y recuperar la ilusión. Llega un momento en el que en la agenda de todos aparecen dos palabras: coaching empresarial.

¿Qué es el coaching empresarial para nosotros?

Una empresa está llena de vida pero también de cambios, decisiones, retos… Todo pasa rápidamente y hay que estar preparado para actuar sin dejar de cuidar valores tan importantes como la honestidad, la confianza o la unión del equipo. Tener un entorno con unos empleados y directivos preparados y motivados para afrontar todos los desafíos es fundamental. El coaching empresarial es una apuesta por el cambio, por mejorar, crecer y desarrollar el talento de cada uno que será, al fina, un beneficio para todos.

También llamado coaching ejecutivo, el coaching empresarial es una disciplina enfocada a conseguir que las personas que forman parte de una compañía, den lo mejor de sí mismas. El Coaching empresarial y organizacional está dirigido a pequeñas y medianas empresas pero también a las más grandes, que atraviesan momentos de cambios o nuevos desafíos y necesitan saber cómo dirigirse hacia ellos.

Por eso, cuando llega el coach al lugar de trabajo no lo hace para regañar o para ordenar. Lo hace para observar atentamente cada gesto, cada palabra, cada actuación. Y después, ya sí, para crear una intervención y acompañar al grupo de trabajo o al comité ejecutivo hacia el logro de sus objetivos.

Creamos intervenciones AD HOC, con técnicas innovadoras y apostando por una metodología orientada a resultados reales.

El talento es lo mejor que tiene una empresa. Queremos potenciarlo.

No trabajamos para una empresa. Nos gusta sentir que somos parte del equipo mientras dura nuestra consultoría.

Nombre y Apellidos (requerido)


Empresa (Opcional)


Correo electrónico (requerido)


Número de teléfono (opcional)


Sobre que área va dirigida tu consulta (requerido)


Asunto


Mensaje


He leído y acepto la política de privacidad

Ventajas

¿Qué es el coaching empresarial para nosotros?

Una empresa está llena de vida pero también de cambios, decisiones, retos… Todo pasa rápidamente y hay que estar preparado para actuar sin dejar de cuidar valores tan importantes como la honestidad, la confianza o la unión del equipo. Tener un entorno con unos empleados y directivos preparados y motivados para afrontar todos los desafíos es fundamental. El coaching empresarial es una apuesta por el cambio, por mejorar, crecer y desarrollar el talento de cada uno que será, al fina, un beneficio para todos.

También llamado coaching ejecutivo, el coaching empresarial es una disciplina enfocada a conseguir que las personas que forman parte de una compañía, den lo mejor de sí mismas. El Coaching empresarial y organizacional está dirigido a pequeñas y medianas empresas pero también a las más grandes, que atraviesan momentos de cambios o nuevos desafíos y necesitan saber cómo dirigirse hacia ellos.

Por eso, cuando llega el coach al lugar de trabajo no lo hace para regañar o para ordenar. Lo hace para observar atentamente cada gesto, cada palabra, cada actuación. Y después, ya sí, para crear una intervención y acompañar al grupo de trabajo o al comité ejecutivo hacia el logro de sus objetivos.

Creamos intervenciones AD HOC, con técnicas innovadoras y apostando por una metodología orientada a resultados reales.

El talento es lo mejor que tiene una empresa. Queremos potenciarlo.

No trabajamos para una empresa. Nos gusta sentir que somos parte del equipo mientras dura nuestra consultoría.

Coaching empresarial en tres fases

En Grupo Emociona, llevamos veinte años diseñando intervenciones de coaching empresarial o coaching ejecutivo únicas y personalizada, aunque tienen un punto común: tres fases que siempre se repiten.

La observación y el análisis son claves en la primera. Queremos entender qué ocurre y por qué. A partir de ahí, iniciamos la fase de consultoría y formación, en la que diseñamos nuestras sesiones bajo paradigmas de rendimiento. Nos gusta conocer a los protagonistas y hablar con ellos sobre sus preocupaciones, pensamientos y opiniones. Todo es importante para saber qué situación atraviesa la empresa. Nos centramos en lo que las personas tendrán que hacer de forma distinta para lograr mejores resultados. Este paradigma nos lleva a identificar y gestionar las diferentes variables del proceso de cambio deseado. La tercera y última fase, es el mantenimiento de las acciones y seguimiento por nuestra parte del día a día del equipo. Nuestra intervención no termina de repente porque las empresas, como la vida, necesitan un proceso de cambio para acostumbrarse a nuevas dinámicas. Nosotros, nos quedamos a su lado.

El slow coaching ejecutivo

Dicen que los altos directivos viven siempre con prisas pero en nuestras sesiones de coaching ejecutivo, descubren que el tiempo es el mejor vehículo para tomarse en serio las épocas de cambio. En Grupo Emociona hemos creado el slow coaching ejecutivo, que más que una disciplina, es un nuevo enfoque o forma de entender el coaching, en el que el compromiso es total por parte del grupo directivo y el tiempo, en las sesiones, no importa que vaya un poco más despacio. Precisamente, cuando en los encuentros con el coach se olvidan del reloj y se centran en lo importante, es cuando más se avanza hacia los resultados.

¿Cómo es el aprendizaje del coaching empresarial?

Creemos que el valor de una acción formativa se mide por el impacto y los cambios que es capaz de generar en el puesto de trabajo. Por eso, hemos desarrollado la metodología Take Away Learning® , capaz de conseguir resultados reales y que valorada muy positivamente por todas las empresas que confían en nosotros. A través de este enfoque, facilitamos una experiencia de alto impacto en el aula y potenciamos la orientación a la consecución de objetivos.

Además, adaptamos todos los programas de tal forma que se pueden personalizar y ajustar a cada espacio, grupo y objetivos.

Algunos elementos diferenciales de nuestra metodología, son:

  • Experiencias Vivenciales vs Teoría
  • Protagonistas vs Participantes
  • Facilitadores Transformacionales vs Profesores
  • Recursos Operativos vs Manuales
  • Escenificación y Trabajo Grupal vs Visuales
  • Entrenamiento Situacional vs Ejercicios
  • Compromisos y Acciones vs Intenciones
  • Apoyo a la Transferencia vs Regresión
  • Proceso de Cambio vs Formación

 

No midas el talento en tu equipo. Mejor, vívelo cada día.
Recupera todo su potencial y confía en una empresa líder en servicios de Coaching empresarial como Grupo Emociona.

Programas relacionados

Que opinan nuestros clientes sobre los talleres de Comunicación Objetiva